miércoles, 20 de febrero de 2013

¿Soñamos juntos?


En más de una ocasión sigo dándole vueltas a una pregunta que desde siempre merodea por mis sueños… ¿Soñará alguien conmigo? Y aunque a veces los sueños se convierten en pesadilla, dicen las estadísticas que hay un par de centenares de mortales que sueñan con Hermes… y cuando sueña muy profundamente incluso el doble. No creo que sea hoy ese caso. Demasiados y variados asuntos divinos y mundanos  me hacen girar alrededor del altar de los doce dioses cual si fuera un ánsar en una olla. Bien sabe Zeus que ello nunca me ha importado: ora estaba recorriendo la hermosa villa de Livia en Prima Porta, ora jugando al κοσμανθρωπογλωσσον en un delirante combate con faunos, centauros y minotauros, ora esperando la reconstrucción del indoeuropeo, ora acompañando al hermoso Apolo en la restauración de su morada terrenal en Delfos, ora persiguiendo a un pajarito y a un unicornio en el bosque de preposiciones, sito allá entre la "Via Augusta" y la "Via Dianium", ora perdiendo unos sestercios en el campamento de la “Legio VI”, ora admirando el elenco de interesantes intervenciones de las XXV Jornadas de la SEEC  en Valencia… No me ha importado, pues en mi sacculum siempre había y hay una buena dosis “de methodo iocoso” y un pequeño aparato de radio para poder escuchar las “noticias de Radio Torcal”. 
Los mortales me han otorgado disfrutar de una Lingva Viva y formar parte de ella. Ciertamente una parte minúscula, como minúsculas son las vacantes de docentes clásicos que van cercenando quienes llevan tijeras en lugar de manos. Y pese a ellos, no dejaremos de estar orgullosos de ser y formar esa gens classica a la que nunca me cansaré de honrar como se merece. 
Los dioses me permitieron estudiar lo que me gusta. Así que estoy seguro que conseguiremos tiempos mejores!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.