miércoles, 15 de mayo de 2013

Un miércoles resiliente


Si alguien ha sabido combinar certeramente realidad y virtualidad, esa ha sido sin duda la Gens Classica. Pues sin dejar de palpar la realidad volviendo a explorar la mítica Troya, esperando a poder sentarnos en las cáveas del teatro romano de Medellín, ansiando recorrer plácidamente la “via Dianium”,  dejándonos seducir por la Luna sobre el Coliseo, disponiendo nuestras cuadrigas para correr junto a la espina del circo romano de Singilia Barba o preparando un iter por las doce villas romanas que nos muestran la Hispania Romana, hemos hecho de la virtualidad un elemento creador del deseo, de la pasión y del amor por el mundo clásico que permite escapar de las cuatro paredes de un aula y observar casi con lupa el mosaico de los Amores, acercarnos “ad Legionem” para conocer el origen de León, viajar dos milenios para convertirnos en lapicidas para Fabio Marco Novo o descubrir el futuro con el primer ordenador de la historia
¡Cuánto se equivocan quienes nos dieron o nos dan por muertos y enterrados! Conocemos nuestro corpus humanum aut “σῶμα” mejor que ellos su herencia. Tenemos un cuerpo resiliente, que es capaz de “ad tabernas adire” sin dejar de perseguir y conseguir unas ponderaciones más justas… Sí, el latín y el griego están en alza, aunque quienes nos gobiernan no acierten a verlo… tanto que estamos dispuestos a ir al CAELUM para continuar alzándolos. Pues el mundo clásico está en éste y para muestra, una polilla!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.